El dispositivo Diamond Shield Zapper tiene un sistema automático de ajuste de corriente

Para los que no están versados en aspectos técnicos:
Todos los Zapper existentes en el mercado miden en voltios la tensión con la que funciona la aplicación.


El problema de ello es:  
El voltaje depende en gran medida de la resistencia de la piel, es decir, en la humedad y conductividad individual de cada persona y de la humidificación de los electrodos.


Al cabo de unos minutos los electrodos y las manos suelen secarse o, por el contrario, el paciente comienza a sudar. La diferencia entre el comienzo y el desarrollo de la aplicación no es insignificante. ¡La diferencia puede ser de varios voltios!  El voltaje adecuado definido inicialmente, no se mantendrá. Comienza con 8 voltios y no se da cuenta de que al cabo de varios minutos el voltaje aplicado es de solo 3 voltios o menos… Si trabaja con intensidades débiles como, por ejemplo, en el intervalo de 1,5 voltios, podría darse el caso de que al cabo de varios minutos deje de circular la corriente. Esta suele ser la explicación de por qué no le funcionan las frecuencias adecuadas y las tarjetas de memoria.

Y ahora la sensación:Corriente constante En el dispositivo Diamond Shield el flujo de corriente se regula en amperios y no en voltios.

Si, por ejemplo, ajusta el dispositivo 30 miliamperios, el flujo de corriente se mantendrá constante, independientemente de que la piel o los electrodos se vayan secando o mojando durante el proceso. Además, podrá mirar en la pantalla como va cambiando el voltaje (adaptación automáticas) mientras el flujo de corriente (indicado en amperios) permanece constante.
Por consiguiente, se garantiza el éxito de la aplicación.

  • ¡La revolución en la tecnología del Zapper!