Proteja su salud con un escudo protector

Nuestro organismo se expone de forma cotidiana a sustancias ambientales nocivas, de las que no podemos escapar. Que maravilloso sería disponer de una armadura que pudiésemos llevar puesta para protegernos contra las influencias patógenas.

De hecho, ya existe un escudo protector natural que lo permite en forma de una red de meridianos que se extiende por todo nuestro organismo, aunque suele perder su capacidad operativa debido a la excesiva exposición a cargas y tensiones que nos somete la vida moderna.Protección de meridianos desgastada


El sistema de meridianos energéticos que se extiende por la superficie corporal no tiene otra función que protegernos contra las influencias externas.


El sistema de meridianos perfectamente regulado recorre toda la superficie corporal y permite la libre circulación de la energía vital Qi por sus canales. Esta red protectora se puede comparar a la coraza de una armadura, que como todos sabemos su función es contener posibles impactos o sacudidas y procurar que el cuerpo sufra la menor cantidad de lesiones posible.

Sin embargo, este tipo de protección no parece tener una resistencia ilimitada. Si la coraza de la armadura es maltratada a diario con una gran cantidad de golpes acabará resquebrajándose poco a poco. Por lo tanto, desaparecen algunas partes que son necesarias para ofrecer una protección de todo el cuerpo. Las condiciones atmosféricas provocan la oxidación (cargas).

Nuestro sistema de meridianos también se encuentra en una situación muy inestable: el escudo protector está tan degenerado que funciona bajo mínimos.

La idea de contrarrestar el debilitamiento del escudo protector fortaleciendo el sistema de meridianos no es nueva. Sobre todo el Chi Gung y las artes marciales chinas siempre han buscado garantizar el fortalecimiento y la limpieza del sistema de meridianos mediante el ejercicio para crear, en última instancia, un cuerpo de diamante perfecto que repele todo tipo de influencias negativas.


Escudo protector de diamante
Únicamente necesitamos dos cosas:
una descarga regular y un escudo protector de diamante en perfectas condiciones de funcionamiento.
Lograr el equilibro con el Zapper